#ENTREVISTA CURRICULAR: ¿Estás preparado/a?

¿Todas las entrevistas son iguales? La respuesta es un NO rotundo y la explicación es sencilla: cada uno de los encuentros con un entrevistador responde a un objetivo, verificar si tienes la experiencia suficiente para un puesto en concreto, valorar la adecuación de tu personalidad y modo de entender el mundo con los valores de la empresa en cuestión o incluso, simplemente ver si eres un perfil interesante, con talento, que pueda formar parte de la “cantera de talento” de la empresa. Cada uno de estos objetivos, se persigue y se investiga a través de distintos tipos de entrevista como la entrevista por competencias, la entrevista de valores, o la que nos atañe a nosotros en este post: la entrevista curricular.

Cuando nos encontramos ante este tipo de entrevista, debemos tener presente que se trata de una primera aproximación a nosotros como candidatos. O no te han dicho alguna vez “Esta entrevista se trata de una primera toma de contacto, en caso de ser seleccionado, deberías realizar una segunda entrevista con más profundidad…..” Esto significa que te van a hacer una entrevista curricular.

Este tipo de entrevista de trabajo se centra en los hitos que reflejas en el currículum y los períodos en los que estás trabajando en las distintas empresas.

busqueda de empleo, entrevista de trabajo, curriculum vitae

Algunos ejemplos de preguntas típicas de las entrevistas curriculares son: ¿Me haces un recorrido rápido por tu experiencia laboral? ¿Qué tareas realizabas en cada una de las experiencias profesionales reflejadas?, ¿Por qué estuviste un año sin trabajar? El propósito que persigue el entrevistador es en definitiva que “todo cuadre”. Por desgracia, algunas personas a día de hoy siguen pensando que pueden “maquillar” el currículum para hacerlo más atractivo….Esto es un error estrepitoso, porque el que debe ser atractivo es tu perfil, tú debes ser el que brille, y por lo tanto tú debes ser  el que con tu intervención en la entrevista decantes al entrevistador por ti. Si tienes un currículum fantástico, con un diseño perfecto y con un contenido inmejorable, pero a la hora de la entrevista no eres capaz de explicar tu recorrido o de “venderte” con garantías, olvídate de la oportunidad. Por lo tanto, es realmente peligroso intentar engañar a un entrevistador por varias razones:

  1. La era de la información: al igual que tú tienes miles de formas para averiguar información acerca de la empresa, la posición, las tareas, etc. No olvides que la misma facilidad tienen los entrevistadores en poder investigar sobre ti. ¿Te suena el tema de cuida tu marca personal en las redes sociales?
  1. El entrevistador es un experto: piensa que la mayor parte de su tiempo lo pasa haciendo entrevistas, por lo que es su trabajo detectar aquellas cosas que “cuadran” y las que no, incluso te puede sorprender el grado de conocimiento que tiene acerca de las tareas, empresas, etc del sector, por lo que es preferible que te ciñas a la realidad y hables con humildad y transparencia.
  1. Las mentiras tienen las patas cortas: Cuando inventamos, deberíamos tener un plan. Al fin y al cabo, cuando nos encontramos en una entrevista de trabajo, estamos en un entorno que no nos hace sentir cómodos y que no es el propicio para la agilidad mental. Ten esto en cuenta, porque es muy fácil que por los nervios del momento y porque no estabas preparado, te contradigas en tus argumentaciones y eso si podría resultar fatal para tu candidatura. No hay nada que menos guste a un entrevistador que una persona que se contradice, porque es un indicio indiscutible para saber que no está siendo claro y honesto en lo que nos dice. ¿contratarías a alguien que no es honesto?

Las entrevistas curriculares son las más extendidas de todos los tipos de entrevista de trabajo que se conocen. Sus ventajas para ti como candidato son:

a)      Son entrevistas sencillas, ya que simplemente se requiere que recorras tu experiencia normalmente de un modo cronológico, y quién mejor que tu para “contar tu historia”.

b)      Si la preparas bien, en el momento de hablar de las tareas que realizas en cada sitio, puedes entretenerte y aprovechar para que al entrevistador le entre la curiosidad por conocerte en una segunda entrevista más detallada.

c)       Si tienes una experiencia amplia en puestos similares a los de la vacante que quieres conseguir, tienes un 75% ganado.

Pero también podemos encontrar algún que otro inconveniente:

1)      Son entrevistas en las que tu personalidad se ve menos, porque son más prácticas, por ello debes prepararlas muy bien para poder lucirte.

2)      Si el recorrido que haces por tu experiencia es demasiado general, el entrevistador puede quedarse sólo con una parte de lo que eres capaz de hacer.

3)      Si no tienes experiencia laboral o tienes muy poca, vas a tener que diseñar un plan para hablar de tu formación o experiencias en el ámbito formativo para generar interés.

Las entrevistas curriculares son una muy buena primera aproximación al candidato, ¿ya tienes tú plan para brillar? ¿quién brilla más tú o tu CV?

Anuncios

Publicado el 10/02/2013 en Búsqueda de Empleo, Cómo hacer un CV, Curriculum Vitae, Ejemplos Entrevista, Entrevista Curricular, Entrevista de Trabajo, Modelo de Cv, Preguntas de Entrevista, Preparar Entrevista de Trabajo y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: